Skip to content
Home » Noticias » 5 sopas ricas en proteínas que puedes congelar y recalentar (y sí, son aptas para ollas instantáneas)

5 sopas ricas en proteínas que puedes congelar y recalentar (y sí, son aptas para ollas instantáneas)

SEl clima está oficialmente aquí, lo que significa que es hora de desempolvar la chimenea y cocinar los alimentos reconfortantes más nutritivos para el alma una y otra vez. ¿En el menú? Recetas de sopas ricas en proteínas que puede congelar y recalentar para una comida rápida, rápida y ultra relajante que está lista en segundos.

Si bien deseamos poder canalizar nuestra Ina Garten interior y cocinar comidas de varios platos los siete días de la semana, cocinar algo más elaborado que huevos revueltos o ñoquis de coliflor congelados de Trader Joe después de un ajetreado día de trabajo puede parecer una tarea imposible. Ahí es donde entran las comidas congeladas. Cuando anhelas una comida casera abundante y prefieres *no* pasar horas preparándola, estas recetas de sopas abundantes congelables y recalentables serán la respuesta a tus oraciones. También son compatibles con Instant Pot, lo que significa que básicamente se cocinan solos.

Algunos consejos rápidos para hacer las mejores sopas congeladas y recalentadas

Antes de pasar a las recetas de sopas ricas en proteínas, pensamos en compartir algunos consejos inteligentes para asegurarnos de que sus sopas y guisos aptos para el congelador sepan como recién cocinados, sin importar cuánto tiempo hayan estado enfriándose en su nevera.

Elija recetas de sopas congelables

En verdad, nunca nos hemos encontrado con una sopa que no nos gustara. Fideos de pollo, tomate cremoso, brócoli cheddar… la lista sigue y sigue. Sin embargo, si también te consideras un experto en sopas, es posible que ya sepas que no todos los tipos de sopa son aptos para el congelador.

Las sopas con almidón, como las que se preparan con papas, arroz o pasta, no mantienen su textura cuando se congelan. Esto se debe a que sus ingredientes ricos en almidón tienden a absorber el líquido de la sopa, lo que a menudo se traduce en trozos empapados, blandos o helados de camote o fideos de pasta que flotan en el tazón al descongelarlos. ¿Una solución sencilla? Congele el caldo y los sólidos por separado (es por eso que puede estar acostumbrado a recibir su pedido de ramen con los fideos y el caldo separados en diferentes contenedores).

Las sopas cremosas también tienden a separarse o “romperse” cuando se congelan, por lo que las recetas sin lácteos a base de caldo podrían ser el camino a seguir.

Use un baño de hielo para enfriar su sopa antes de congelarla

Antes de congelar la sopa, querrá asegurarse de que haya tenido la oportunidad de enfriarse antes de congelarla. ¿Por qué? Bueno, la mayoría de los congeladores no tienen la capacidad de congelar sopas lo suficientemente rápido como para que sean seguras para los alimentos, lo que también se conoce como zona de peligro de temperatura. Según el USDA, esta zona está entre 40 y 140 grados Fahrenheit, que es la ventana que crea un caldo de cultivo ideal para que crezcan las bacterias. (Colocar alimentos calientes directamente en el congelador puede causar que los alimentos congelados en el interior, y todo el cuerpo del congelador, también se calienten. Muy desagradable.)

Por lo tanto, es importante enfriar los alimentos rápidamente antes de guardarlos para evitar el crecimiento de bacterias no deseadas. Una forma de hacerlo es colocar el recipiente de sopa caliente en un baño de hielo, lo que acelerará el proceso de enfriamiento. Para hacerlo, llene un recipiente grande o fregadero con agua helada, luego agregue la sopa en un recipiente más pequeño y sumérjalo en el agua fría para acelerar el enfriamiento. Asegúrate de revolver la sopa con frecuencia para ayudar a liberar el calor y distribuir la temperatura fría por todas partes.

Guarde la sopa en recipientes aptos para el congelador y etiquételos

A menos que desee limpiar todo el congelador debido a la sopa derramada, es importante almacenarlos en recipientes aptos para el congelador que no se agrieten debido a los cambios drásticos de temperatura. (También puede usar bolsas reutilizables para congelar, que quedan planas, para ayudar a minimizar la cantidad de espacio que ocupa su sopa). frescura y fácil accesibilidad. Aunque el USDA dice que los alimentos congelados pueden permanecer seguros indefinidamente, señalan que para obtener la máxima calidad, las sopas y los guisos se pueden almacenar durante aproximadamente dos o tres meses en el congelador.

Descongele las sopas con anticipación

Asegúrese de descongelar las sopas con anticipación para que recalentarlas sea muy fácil. Para mejores resultados, descongele el recipiente en el refrigerador uno o dos días antes. Sin embargo, también puede colocar el recipiente de sopa en un baño de agua tibia (como lo haría con un baño de hielo) hasta que esté lo suficientemente descongelado como para sacarlo del recipiente y recalentarlo por completo en la estufa o en el microondas. Si vuelve a calentar la sopa en un microondas, asegúrese de trabajar en intervalos de 30 segundos a un minuto y revuelva en el medio.

5 recetas de sopas ricas en proteínas que puedes congelar y recalentar

recetas de congelador de sopa
Foto: Cosecha a medio hornear

1. Chili picante de pollo blanco Buffalo

Encienda el fuego con esta receta picante de chile con pollo blanco y búfalo de Cosecha a medio hornearTe calentará de adentro hacia afuera. Está repleto de ingredientes abundantes y ricos en proteínas, como pollo y frijoles blancos, y tiene un sabor delicioso gracias a las especias, como el pimentón ahumado y el eneldo seco. Para obtener los mejores resultados de congelación, evite agregar hierbas delicadas (como el cilantro) o productos lácteos (como el queso cheddar rallado) hasta el momento de servir. Esto ayudará a evitar que las hierbas se pongan marrones y marchitas y que el queso se vuelva blando o grumoso.

Consigue la receta: Chile picante de pollo blanco Buffalo

recetas de congelador de sopa
Foto: Panadero minimalista

2. Sopa De Lentejas Al Curry

Esta sopa de lentejas al curry a base de plantas y apta para ollas instantáneas de Panadero minimalista es la sopa reconfortante perfecta con un poco de especias y mucho sabor. Está hecho con un montón de ingredientes llenos de nutrientes como zanahorias, col rizada y lentejas. Y si necesitabas un recordatorio de por qué las lentejas son *tan* buenas para ti, aquí tienes 10 de ellas.

Consigue la receta: Sopa instantánea de lentejas al curry (inspirada en la India)

recetas de congelador de sopa
Foto: Panadero minimalista

3. Sopa cremosa de tomate y chipotle

Esta cremosa sopa vegana de tomate y chipotle de Panadero minimalista es una versión refrescante y tentadora de una sopa de tomate clásica gracias a un poco de picante de ingredientes picantes como los chiles chipotles en salsa adobo. Atención: esta sopa es el complemento perfecto (o guarnición) para el queso derretido a la parrilla. También está repleto de licopeno, un antioxidante antiinflamatorio conocido por mejorar la salud del corazón y aumentar la longevidad.

Consigue la receta: Sopa cremosa de tomate y chipotle (¡1 olla!)

recetas de congelador de sopa
Foto: Panadero minimalista

4. Sopa De Calabaza Y Frijoles Negros

Se acerca la temporada de calabaza, lo que significa que esta sopa de calabaza y frijoles negros de Panadero minimalista es un elemento de menú imprescindible. Repleto de proteínas y fibra gracias a los frijoles negros, es la sopa nutritiva perfecta para disfrutar en el almuerzo, la cena o ambos (!). Después de todo, los frijoles son uno de los alimentos superestrella que muchas de las personas más longevas del mundo consumen a diario.

Consigue la receta: Sopa De Calabaza Y Frijoles Negros De 1 Olla

recetas de congelador de sopa
Foto: Cocina ambiciosa

5. Sopa de pollo con garbanzos y cúrcuma dorada

¿Quieres una sopa cargada de beneficios antiinflamatorios y toneladas de sabor? No busque más. Esta sopa dorada de pollo con garbanzos y cúrcuma de Cocina ambiciosa es la comida perfecta repleta de proteínas (con aproximadamente 33 gramos por porción) que puede ayudar a reducir la inflamación gracias a ingredientes como el jengibre y la cúrcuma. También será muy relajante para cuando llegue la temporada de gripe.

Consigue la receta: Sopa de pollo con garbanzos y cúrcuma dorada

Aumenta tu inmunidad con esta sopa de zanahoria ahumada:



Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *